Un gran festejo colectivo

Algunos viajes tienen una característica especial: se conoce bien el punto de partida y los recorridos previos, pero no se sabe adonde llevará, exactamente, el camino. Y esa dinámica lleva a vivir experiencias, conocer personas y visitar lugares (metafórica y literalmente) jamás imaginados.

Este 4 de marzo, Entre tanta ciencia cumple su primer año. Lo que empezó como un borrador en una hoja de papel -escritas las ideas en birome- devino en un medio de periodismo científico con notas que indagan en las historias de quienes hacen ciencia. Se sumaron columnas temáticas, jugamos, experimentamos, dialogamos con otros actores (sociedades, medios, periodistas y científicxs). Nos invitaron y también invitamos. Y esa doble dinámica (de, por un lado, jugar y experimentar, y por el otro, una constante conversación) se terminó consolidando como (si se permite la metáfora científica) parte esencial del ADN de Entre tanta ciencia.

Seguiremos en ese camino, en esas búsquedas y en esas conversaciones para seguir contando una ciencia más cultural y más humana. Pero eso no será hoy, sino mañana. Hoy solo es (nada más, nada menos) un gran día de festejo.

Acá, algunos de los mensajes que nos dejaron queridxs colegas, amigxs y compañerxs de este hermoso viaje que, esperamos, tenga más capítulos por recorrer.

Soledad Leonardi, investigadora del CONICET en el CCT CONICET CENPAT

¡Entre tanta ciencia cumple un año! Que buena excusa para reconocer todo lo logrado hasta ahora y de todo lo que creció y consolidó este espacio en tan poco tiempo. Reconocer lo valioso de creer y crear en lo colectivo, contando historias que tienen como eje a la ciencia pero que la atraviesan. Me parece que en eso hacen la diferencia. No se quedan en el hecho, en el dato, en el resultado. Cada columna, con su sello particular, aborda la comunicación de la ciencia desde otros lugares, logrando que cada nota vaya más allá de lo obvio, contando la ciencia como una actividad hecha por personas, con todo lo que eso implica.

Qué necesarios resultan estos espacios y que valioso que haya un grupo de gente con ganas de hacer que esos espacios crezcan, de llevar la ciencia a todos y todas. Y también el desafío que nos plantean a les que estamos del otro lado, de salir de la comodidad de nuestras computadoras, laboratorios o trabajos de campo y contar lo que hacemos, con lo que nos apasiona, con sus desafíos, con todo lo que nos queda por mejorar. ¡Feliz cumpleaños Etc! Sin dudas el primero de muchos. Chin chin.

María Victoria Ennis, periodista de ciencias. Preguntadora y explicadora en la UNICEN

Le deseo un gran feliz cumpleaños a este medio que empieza a transitar su etcétera de existencia valiente y creativa. Valiente porque se anima a nacer cuando hay muerte (de la real y la de muchos medios). Creativa porque juega y se divierte. Escribe con arte, dudas y preguntas. Amasija lo duro, lo dado, lo exacto.

Muestra, Entre Tanta Ciencia, la sociedad. Entre Tanta Ciencia, nosotres. Habla de lo que nos pasa con les que saben porque lo estudian, lo investigan, lo prueban y se equivocan. Lo retocan, lo prueban de nuevo y otra vez se equivocan. Lo vuelven a retocar y ahora sí: ¡Anda! ¡Vieron algo que antes no habían visto! Notan un punto de vista que nadie había tenido en cuenta ¡y que lo cambia todo! Y con esa alegría quieren que se sepa, claro. 

Esa es la ciencia de Etc. La que menos se cuenta. La que queda en el punto ciego de la etcétera. La del et al. La que refleja las decenas de mil en la unidad, la que te canta la posta con diversidad. La que desnaturaliza ‘lo natural’ y pluraliza lo individual. Relativiza lo exacto con un diseño de impacto que parece un mural. Etc cambia lo aséptico por lo artístico, colorea el código binario y encuentra ciencia hasta en el baño mientras te federaliza la capital. 

Etc es pretenciosa como los sueños de les que se animan a pesar del miedo. Es ocurrente como la serendipia y trabaja metódicamente para sorprender. Es un niñe que juega y cuando nadie le ve, mete el dedo en el arte y la ciencia para mezclarlos y ver qué pasa. 

Y resulta que está para chuparse los dedos. ¿Hay más?

Daniel González Maglio. Profesor, investigador y curioso.

Me invitaron a escribir algo para festejar el cumple de Entre tanta ciencia y pensé ¿por qué festejar?

Y me contesté varias cosas. Porque para mí, contar ciencia no es “bajarla”, porque no está arriba de nada. Porque para mí, contar ciencia no es sólo explicar el último descubrimiento de un grupo exitoso (de acá o de allá). Porque para mí contar ciencia es transmitir curiosidad. Entender a quien recibe el mensaje más que a quien “genere” el conocimiento. Porque las formas de contar son una clave para comunicar mundos que estuvieron (y están) muchas veces alejados. Y porque creo que contar bien emociona a quien recibe el mensaje, no importa a que se dedique.

Por todo eso, ¡salud Etc! ¡Por muchos años más haciendo lo que hacen!

María Eugenia Fazio, docente e investigadora de la Universidad Nacional de Quilmes

Si alguien, en un mundo hipotético, me pidiera que prepare una torta de cumpleaños para celebrar el 1º aniversario de Etc, su creación e identidad, esta sería: multicolor para representar diversas ideas, temas, enfoques y formas de ilustrar las ciencias; también sería bien grande para compartirla con muchas bocas y voces expertas, creativas e intergeneracionales; además sería dulce y refrescante porque esas son algunas sensaciones que causa “una comunicación de la ciencia más humana”; luego tendría forma de catalejo para representar una manera potente y curiosa de observar la realidad, la naturaleza, la humanidad y el entorno, y también para mirar objetivos lejanos, tratar de entenderlos y alcanzarlos.

Por último, y aunque excede hasta el pedido hipotético original, por mero entusiasmo y porque todas y todos extrañamos los festejos, me sumaría a organizar la fiesta. Esta sería en un parque grande donde se encuentre mucha gente, brindemos con conocidos y desconocidos, y cantemos a coro: ¡Feliz cumple Etc! Por muchos años más de hacer comunicación de las ciencias a color, en zapatillas, con humor, mezclas de géneros, a pulmón, asumiendo riesgos, con compromiso y generosidad.

Javier Garcia de Souza, biólogo, actor y bailarín. Investigador CONICET, docente y extensionista UNLP

Estamos de celebración, porque hace un año brotó una semilla de lo que hoy es un espacio que no para de crecer. Un espacio necesario, abierto y generoso, formado por un equipo que pone mucho esfuerzo y dedicación en acercar la ciencia a más personas. Y esa semilla brotó en tierra fértil, porque somos muchas personas las que creemos que promover la cultura científica es fundamental, sobre todo en los tiempos que corren, para comprender la necesidad del trabajo colaborativo en la construcción de conocimiento y su comunicación. Fomentar la cultura científica es muy necesario para brindar más y mejores herramientas para que la ciudadanía pueda intervenir activamente en las controversias actuales, por ejemplo en temas de ambiente y salud, y Entre tanta ciencia llegó para convertirse en un engranaje muy importante en este camino. ¡Gracias y feliz cumpleaños!

Gabriela Auge, plantóloga, investigadora del CONICET y promotora de la mujer en la ciencia

La ciencia, cuando es bien contada, puede hacer maravillar hasta al más acérrimo de los incrédulos. Si bien científicos y científicas podemos llegar a lograr esto entre pares con más o menos facilidad, muchas veces se nos dificulta alcanzar personas que no están embebidas en el día a día de nuestro trabajo. Por eso es tan relevante que existan periodistas y medios especializados que puedan hacer de nexo entre las personas trabajando en ciencia y la población general. Es más, es extremadamente necesario que haya medios que además repliquen el trasfondo, las dificultades y el contexto en que se realiza la ciencia ya que, como todo emprendimiento humano, no puede desprenderse de la humanidad de las personas involucradas.

En esto creo que Entre tanta ciencia es un ejemplo, no sólo de rigurosidad en la comunicación de temas y adelantos científicos, sino también en comunicar los aspectos generales que embeben y permean en el sistema científico. Etc arribó, quizás, en uno de los momentos más importantes donde la rigurosidad en la comunicación y la divulgación de la ciencia fue crítica para llegar a cada una de las personas. Por esto, festejo y celebro el éxito de este medio de comunicación que tanto apoyo nos ha otorgado en el último año y felicito al equipo de trabajo por esta iniciativa que fue iniciada a puro pulmón pero nunca aminoró su marcha. ¡Feliz aniversario Etc!

Antonio Mangione, docente de la UNSL. Biólogo y comunicador de la ciencia.

Hacía tiempo que no me encontraba con textos cálidos sobre la ciencia, sobre lo científico, sobre hacer y pensar la ciencia. Esos textos que te reciben sin estridencias, que te dan el tiempo de leer y pensar a la vez. Durante una parte de la pandemia tenía como hábito reservar para el sábado los textos de Entre tanta ciencia. Leerlos durante la siesta puntana se convirtieron en un ritual. Ese es el poder, el valor, la llegada de Etc. Saludarlos en su aniversario es más que una formalidad, es una alegría, es en agradecimiento y me permite hacer públicos mis deseos de continuidad y crecimiento en el tiempo.

Etc, junto a otros espacios algunos de los cuales crecieron durante la pandemia de la COVID-19 son parte de una cultura científica me aventuro a decir, en transición. Etc le escapa a las certezas, le destina tiempo al quehacer científico, pone en la superficie a las personas que hacen ciencia, sus expectativas, sus deseos, sus trayectorias. Hace visible las disputas por el poder y cuestiona fuertemente al patriarcado. Promover la cultura científica requiere, entiendo expresiones y encuadres que aborden la complejidad de hacer ciencia, que corran el riesgo de cuestionar el poder hacia el interior del sistema científico, que se multipliquen las voces, que se hagan visibles los reclamos, las penas, las alegrías, los aciertos y desaciertos. Etc hace ese recorrido, lo hace bien y hace bien.

Sitio Web | Ver más publicaciones del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.